Artículo — Dieta de adelgazamiento: ¿sólo importa perder peso?

Con este artículo intentaremos abriros los ojos a una nueva idea de adelgazamiento a todos los que tenéis la idea generalizada que ya existe de entender la transformación corporal en un proceso de adelgazamiento.
Generalmente, las personas que se someten a una dieta o régimen de adelgazamiento se marcan un único fin: la pérdida de peso. Es verdad que uno de los fines en una dieta o régimen de adelgazamiento debe de ser ese, pero no es el único y ni mucho menos el más importante.
Algunos de vosotros en este punto dejaréis de leer, porque pensaréis que estamos diciendo tonterías, que la única forma de adelgazar es perdiendo peso y que lo demás da igual. Pero, ¿sabíais que se puede mantener el peso y perder una talla? Espero que con esta pregunta haya enganchado a unos cuantos para que sigan leyéndome.
Antes que nada debo indicar que lo primero y más importante a la hora de alimentarnos, sea cual sea el fin, es nuestra salud.
Para dar respuesta a la pregunta que he hecho con anterioridad, nos debemos situar en la composición corporal. Cuando una persona hace una dieta de adelgazamiento, lo que busca, por norma general, es perder peso y que éste sea en su mayoría grasa. Esta percepción no es del todo mala, de hecho si siguiéramos esa filosofía lo estaríamos haciendo bien, pero no perfecto.
Por norma general las personas que quieren perder peso suelen encontrarse en los rangos de sobrepeso u obesidad y su vida suele ser de tipo sedentaria. Es cierto que si estas personas se dedican a perder peso en forma de grasa lo están haciendo bien pero, ¿dónde nos dejamos el músculo?
El músculo, aquí entra el segundo protagonista. Para entender esta explicación, se debe apuntar que nos basaremos en los dos compartimentos corporales más importantes en el ser humano, en lo que a peso se refiere. Estos dos compartimentos son: el músculo y la grasa.
En una dieta de adelgazamiento, es muy importante perder grasa, pero igual de importante es ganar o mantener nuestra masa muscular. Por este motivo es tan necesario hacer ejercicio cuando se quiere perder peso; el ejercicio no sólo favorece la combustión de grasas, sino que también favorece la creación o mantenimiento de músculo, lo cual es muy importante. La importancia de la ganancia o mantenimiento de músculo a la vez que se produce la pérdida de grasa, se debe a que el músculo es metabólicamente más activo que la grasa, por tanto de esta manera aumentaremos nuestro metabolismo, lo que favorecerá a su vez un aumento en la pérdida de grasa.
Por tanto en respuesta a la pregunta de ¿Por qué aunque no se pierda peso, se pierden tallas? La respuesta adecuada es que cuando se pierde grasa se gana o se mantiene nuestra masa muscular, el peso se puede mantener, pero el volumen corporal se modifica. Esto se debe a que el músculo pesa más que la grasa, pero ocupa menos que ésta. Por tanto cuando perdemos grasa y ganamos o mantenemos el músculo, nuestro cuerpo puede no variar en peso, pero sí que se estiliza (adelgaza), por lo que se puede poner tallas que antes no se ponía.
Esperamos haber aclarado esta cuestión que tanto preocupa a algunos.