Budin de Plátano

Ya estamos en pleno otoño y ya mismo comienzan esas preciosas tardes de lluvia, sofá, peli y manta; Esas tardes que te tomas un café o un té y piensas «me comería algo dulce» y automáticamente tu lado reflexivo y razonable del cerebro te dice «dulce pero sano y rico». Ahí entra nuestra receta de Budin de plátano, uno de esos postres caseros que hacían nuestras madres y abuelas, postres ricos que se acababan esa misma tarde sin remordimiento ninguno porque ellas nos decían mil veces «come, hij@, come que esto es sano y por un día no pasa nada» (cuánto saben las madres y las abuelas!). Así que disfrutad de postres de este estilo una o dos veces al mes, que es un «pecadillo sin importancia» ya que los ingredientes son todos naturales, sanos y ricos (la combinación perfecta). Además, el Budin tiene una textura suave y rica incluso hasta para los más peques de casa, que disfrutarán del sabor del plátano y la vainilla especialmente. Para hacer este Budin necesitaremos un molde de 18 cm de diámetro o lo más parecido posible.

Ingredientes:
– 100 gr de harina de avena
– 50 gr de harina de almendras
– 50 gr de coco rallado
– 15 de levadura
– 300 gr de plátanos
– 2 huevos
– 1 cucharadita de extracto puro de vainilla
– 20 gr de aceite de coco
– 75 gr de miel
– 75 gr de arándanos

Preparación:
Primeramente untamos el molde con aceite o un poco de mantequilla para que el budin no se pegue. Encendemos el horno a temperatura moderada y cuando caliente lo bajamos un poco, sin llegar al mínimo. En un bowl mezclamos la harina de avena con el coco, la harina de almendras y la levadura. Reservamos. En otro bowl aplastamos los plátanos hasta hacerlos puré y mezclamos con los huevos, el extracto de vainilla, el aceite de coco y la miel. Cuando esté todo mezclado agregamos los arándanos y mezclamos bien.
A continuación volcamos esta preparación líquida sobre la mezcla de harinas y revolvemos hasta integrar (con cuchara de madera o batidor de mano). Enmoldamos.
Horneamos el budin por 45 minutos aproximadamente y cuando la superficie esté dorada lo sacamos, dejamos enfriar unos 5 minutos y desmoldamos. Dejamos enfriar completamente para servir. Luego se puede conservar en la nevera hasta 5 días.