Cómo hacer queso fresco casero

Si te gusta el queso fresco seguro que alguna vez has pensado que sería dificilísimo o muy engorroso de elaborar, pero la verdad es que nada más fácil que hacer un delicioso queso fresco tú mism@! Los ingredientes son básicos, sencillos y naturales; como ventaja añadimos que al hacerlo en casa eliminas de la receta esos ingredientes artificiales inevitables en todo alimento procesado en fábricas. Otra ventaja es que podrás hacerlo al punto de sal que desees con lo que disfrutarás al máximo consumiéndolo a tu gusto! Ideal en todo tipo de dietas, excepto aquellas con intolerancia a la lactosa lógicamente, perfecto incluso para dietas de bajada de peso, la satisfacción de elaborar este alimento clásico está a la altura de hacer pan en casa. Por ello, te animamos a probar a hacer este queso fresco casero y a que nos cuentes cómo ha ido la experiencia y si la repetirás. Necesitarás:

– 1 litro de leche entera.
– 1 yogur natural (sin azúcar, ni griego ni bífidus ni 0%; natural a secas).
– Zumo de 1/2 limón.
– Una gasa estéril de algodón hidrófilo (se compra en farmacias).
– Un bol.
– Un molde para dar forma al queso.

Elaboración:

Hervimos la leche durante un par de minutos y la retiramos del fuego. Añadimos el yogur y el zumo de limón, mezclando bien hasta que esté todo integrado. Comenzarán a formarse grumos y la mezcla se volverá amarillenta. Dejamos reposar 3 horas.
Después de ese tiempo de reposo, colocamos la gasa extendida sobre el bol y vertimos la mezcla en ella. A continuación vamos presionando con fuerza para que el suero y el cuajo se separen, quedando éste último en la gasa. Escurrimos bien, cerramos la gasa y la metemos en el molde. Presionamos para que tome bien la forma y colocamos un objeto pesado encima, llevando a reposar al frigo media hora por lo menos.Pasado este tiempo, abrimos la gasa y añadimos sal al gusto. Volvemos a colocarlo en el molde y lo dejamos en el frigo durante un mínimo de 8 horas antes de consumir. Listo!!
Que aproveche.