El Tamarillo o Tomate de Arbol

Sin haber leído nuestra entrada de hoy, podrías decir qué es el Tamarillo o Tomate de Arbol?? Existen infinidad de alimentos desconocidos y exóticos para la mayoria de nosotros que nos descubren un sinfin de posibilidades para amenizar una dieta sana y equilibrada, incluso a veces para dietas de pérdida de peso. Por ello, de tanto en tanto, os iremos descubriendo algunas maravillas que la Naturaleza nos regala en todos los rincones del mundo. Hoy le ha tocado al Tamarillo… lo conocías?
Conocido también como Tomate de Arbol, Tomate Francés o Cifomandra, el Tamarillo es una de esas frutas raras que no encontramos normalmente en el mercado y que son productos maravillosos de la Naturaleza, llenos de beneficios tanto en consumo como en algún tipo de uso medicinal, etc.
El Tomate de Arbol o Tamarillo, es un fruto delicioso originario de América del sur (Andes peruanos, el norte de Argentina, las Antillas y el sureste mexicano) que ofrece un sabor exótico y algo ácido, perfecto para quienes disfrutan consumiendo fruta pero no desean ingerir demasiado azúcar.
Este alimento se ha popularizado también en otros países, debido a sus amplios beneficios sobre nuestra salud, siendo un antioxidante natural en toda regla, un excelente aliado para reducir el colesterol, bajar la tensión arterial y recibir una buena dosis de vitaminas.
El Tamarillo nos aporta además vitamina A, calcio, hierro y fósforo (que intervienen en la formación de los huesos, glóbulos rojos, la absorción de hierro y a mantener el buen estado de la piel, la vista y del sistema inmunológico), siendo una excelente alternativa para pacientes que cuentan con anemia ferropénica pues, además de aportar hierro, su contenido de vitamina C facilita la absorción de este mineral, mejorando la condición de pacientes que presentan déficit de este nutriente.
En cuanto a su maduración y conservación, el Tamarillo verde puede madurar a temperatura ambiente y los tamarillos están maduros cuando se notan suaves al tacto. Cuando están verdes son de color naranja-amarillo, una vez maduros se tornan rojos amarronados o incluso morados.
Lo mejor de todo es que se trata de un fruto muy versátil que puedes consumir fresco o preparar en zumo, disfrutando así de sus muchos beneficios (aunque nosotros, como sabéis, siempre recomendamos tomar la fruta entera, con su pulpa – véase nuestra publicación del 15/05 «Los zumos de frutas: el azúcar líquido»). Se come al natural en macedonias (combinándolo con fruta de la pasión, kiwi, tomate, etc.) o con carnes o aguacate. Con el Tamarillo se puede hacer todo lo que se suele hacer con el tomate. También se elabora mermelada. La pulpa y las semillas negras (comestibles) son dulces y un poco picantes.
La piel es amarga y no se come. Para pelarlo fácilmente debemos introducirlo un momento en agua hirviendo, cortado en finas rodajas.