Infusiones diuréticas para perder peso

Es bien sabido que existen ciertos alimentos y bebidas que ayudan a perder peso y eliminar toxinas gracias a sus propiedades diuréticas. Sin embargo, no hay que confundir «diurético» con «adelgazante», ya que son dos conceptos diferentes; por alimento diurético se entiende aquél que ayuda a la eliminación de orina. Y si algo se ajusta a la perfección a la definición de diurético, esas son las infusiones!

Existen en el mercado infinidad de productos dietéticos, purificantes, anti-toxinas, suplementos, quemadores de grasa… pero nuestra recomendación es que busquéis siempre los remedios más naturales posibles. Dado que la retención de líquidos nos trae de cabeza a la mayoría y eliminarlos es el primer paso hacia un proceso de pérdida de peso, la mejor opción son las infusiones diuréticas, que hacen que nuestro cuerpo genere más orina y, por lo tanto, se limpie más rápidamente de bacterias. Ahora bien, no pensemos que simplemente tomando un producto diurético vamos a obtener milagros ya que sin más esfuerzos no obtendremos resultados. Las infusiones diuréticas son un complemento clave y necesario para depurar nuestro cuerpo y contribuir a la pérdida de peso, pero no son el punto central y no debemos dejarles a ellas solas toda la responsabilidad de nuestro objetivo. Para que una infusión diurética cumpla su función óptimamente, debe ir acomapañada de:
– Una dieta sana y equilibrada, comiendo en cantidades moderadas alimentos saludables.
– Ejercicio, actividad física o algún deporte realizado de forma regular. Evita el coche para realizar pequeños desplazamientos e intenta ir andando tanto como puedas.
– Evitar situaciones de estrés en la medida de lo posible.
– Consulta y hazte seguir por un profesional, un nutricionista.
– Mantente firme y se constante, no te rindas ni te desanimes; los mejores resultados siempre se obtienen a largo plazo.

Ls infusiones diuréticas de mayor poder son: la cola de caballo, el té verde, el diente de león y la alcachofa.

Cola de Caballo

Es una de las más eficaces como suplemento para perder peso de una forma natural. Además, esta planta tiene múltiples propiedades, como efecto antiinflamatorio, su efectividad contra la conjuntivitis, contra la caída del cabello, la seborrea y la caspa, el fortalecimiento de las uñas y la prevención de la osteoporosis.

Gracias a sus propiedades diuréticas podemos, por un lado, perder peso ya que todas las toxinas acumuladas por nuestro cuerpo se ven eliminadas con su efecto desintoxicante y, por otro lado, ayuda a bajar la tensión mediante su regulación. Es una infusión perfecta para tratar la anemia y la debilidad.
Sus propiedades diuréticas incrementan la producción de orina en un 30% más de lo habitual, un porcentaje que impulsa a que esta hierba sea un componente muy frecuente en los productos de dietética.

Té verde

Es, sin duda, uno de los diuréticos más famosos y esto se debe a su contenido de cafeína, cuyos efectos diuréticos son casi inmediatos. Al igual que sucede con la cola de caballo, las infusiones de té verde ayudan en muchos otros aspectos, como los problemas cardiovasculares, la regulación de temperatura corporal, migrañas o curar heridas, entre otras cosas. La cafeína que contiene, además, estimula el sistema nervioso, activando nuestro nivel de alerta y proporcionándonos más energía. Gracias a ello, evitamos comer más y quemamos calorías manteniendo nuestro metabolismo más elevado.

Diente de León

Está demostrado que sus hojas son tan diuréticas como algunos productos farmacéuticos, sin tener tantos efectos secundarios. Una infusión de diente de león nos ayuda a que los riñones generen orina y eliminen toxinas del cuerpo. Asimismo, el diente de león se puede emplear como laxante, aunque no hemos de abusar de esta propiedad ya que puede tener nefastos efectos en nuestro sistema digestivo. Otras de las características propias del diente de león son mejorar el malestar intestinal o gases, los cálculos biliares, los dolores musculares, eczemas, e incluso infecciones virales.

Alcachofa

Aunque no sea una planta ni se venda como infusión, se pueden hacer infusiones de hojas de alcachofas, una planta muy diurética. Las alcachofas son perfectas para mejorar el funcionamiento de los riñones, contribuyendo a evitar retenciones de líquidos. Además, pueden ayudarnos en otros aspectos, ya que son muy buenas también para mejorar el sistema digestivo, convirtiéndose así en nuestras mejores aliadas a la hora de perder peso. Otro punto que tienen a favor es el de tener muchas vitaminas y minerales. Gracias a las infusiones de alcachofas eliminamos lo tóxico que hay en nuestro cuerpo y lo recargamos con lo que más falta le hace: el alimento perfecto!